Repositorio

La difícil convivencia entre teoría y práctica en la atención psicológica al dolor crónico.

«… el saber filosófico es siempre (y en esto se parece al saber político) un saber contra alguien, un saber dibujado frente a otros pretendidos saberes.» (Gustavo Bueno, ¿Qué es la Filosofía?. Pentalfa, 1995, p. 9, 10)

A pesar de que el alivio del dolor siempre ha sido una de las metas fundamentales de las acciones médicas, su estudio científico es relativamente reciente (4), los pioneros en este campo provienen de disciplinas como la Anestesiología, la Bioquímica, la Neurofisiología y la Farmacología. El descubrimiento de la existencia de mecanismos endógenos de analgesia a nivel neuronal abrió las puertas a otras disciplinas como la Psicología, la Sociología y la Antropología, pues llama la atención sobre el papel que tiene el SNC y los procesos psíquicos superiores en el desarrollo y control del dolor.

La difícil convivencia entre teoría y práctica en la atención psicológica al dolor crónico.

La conceptualización que ofreció en 1979 la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor ( International Association for Study of Pain – IASP ) define el dolor como » una experiencia sensorial y emocional desagradable, asociada a una lesión hística presente o potencial o descrita en términos de la misma » (5 p.12). El valor de esta definición está en el hecho de que resalta el carácter complejo y subjetivo de la experiencia de dolor y destaca su vinculación con las emociones, cogniciones y conductas. Algo más, en esta definición se reconoce que la experiencia de dolor puede producirse sin que se haya encontrado una explicación lesional de la misma.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s